5 comportamientos difíciles para nadar con éxito.

¿Así que quieres tener éxito y prosperar en la natación? ¡Pues es tu elección! Es tan simple como nadar de la manera difícil.

El Concepto de “Vía Fácil” y “Vía Difícil”:

Muchas veces la mejor manera de hacer algo es buscando la manera más fácil o simple sin entrar en complicaciones. Esto puede funcionar bien para resolver un problema, pero en el deporte de alto rendimiento la única manera de progresar es por la vía difícil del esfuerzo. ¿Quieres saber por qué los buenos nadadores llegan a ser grandes y los grandes nadadores se vuelven imbatibles? Sencillo, porque entienden el concepto: “Vía-Fácil – Vía-Difícil”.

Natación Dificil

Un gran nadador, en cualquier situación, cuando tiene la posibilidad de elegir como  hacer las cosas, inevitablemente elige el camino difícil. Ellos saben por experiencia que hacer las cosas de la manera difícil suele ser lo correcto y ahí radica el verdadero poder de este concepto. El efecto acumulativo de hacer siempre las cosas de la manera más dura, significa que cuando llega el reto de la competencia, siempre se puede estar seguro y convencido de una gran actuación.

Nadar rápido tiene muy poco que ver con el talento, la altura, la fuerza, o lo caro que sea el traje de baño. Se trata de la aplicación coherente del concepto: “Vía-Fácil – Vía-Difícil”. Esto no es más que convertirse en la excelencia viviente y elegir tener éxito estando totalmente comprometido a ser lo mejor que se puede ser en todo lo que se hace.

5 ELECCIONES ESPECÍFICAS PARA NADAR CON ÉXITO:

1. Cada mañana en la cama cuando se activa la alarma, tienes que tomar una decisión:

Fácil: Pulsa el botón de repetición y llega tarde, o peor aún, sigue durmiendo.

Difícil: Salta de la cama, recoge las cosas de natación preparadas la noche anterior, ve a despertar a tus padres y pídeles (amablemente) que te lleven al entrenamiento.

Niño Nadando

2. En la piscina cuando te aproximas a una pared, tienes que tomar una decisión:

Fácil: Respira tan seguido como quieras en el último tramo antes del toque, termina de manera descuidada con la cabeza en alto y las caderas hacia abajo. En las vueltas no apresures el movimiento de rotación y omite el pateo de delfín.

Difícil: Respira lo menos que puedas en libre y mariposa en el último tramo, llega a la pared con gran poder y termina en una posición estilizada con las caderas elevadas. En las vueltas realiza un movimiento rápido para rebotar contra la pared y patea de delfín todo lo que te permitan tus pulmones.

3. Durante una larga sesión de entrenamiento tienes que tomar una decisión:

Fácil: Esfuérzate sólo cuando el entrenador te está observando y recorta metros cada vez que tengas la oportunidad. En el gimnasio no aumentes el esfuerzo cada día y mantente en una zona de comodidad.

Difícil: Nada cada metro con una técnica excelente, una habilidad excepcional, un ritmo preciso y una respiración controlada; da todo lo que tienes en cada tramo. En el trabajo de tierra supérate a ti mismo y adquiere la fuerza que después te será muy útil en el agua.

Gimnasio con pesas para la Natación

4. Cuando llegues a tu casa del entrenamiento, tienes que tomar una decisión:

Fácil: Suelta las cosas de la natación en el suelo, vete a tomar una ducha y luego corre a servirte un recipiente de cereal alto en azúcar.

Difícil: Desembala tus cosas, pon la toalla húmeda y el traje de baño a secar, toma una ducha y luego prepara un plato con fruta, cereales integrales, yogur y jugo; limpia todo cuando acabes.

5. Más tarde esa noche, cuando llega la hora de dormir, tienes que tomar una decisión:

Fácil: Estar despierto hasta tarde viendo la televisión y luego al meterte en la cama quédate  hasta la medianoche viendo vídeos divertidos en el teléfono, mientras envías mensajes a los amigos.

Difícil: Ir a la cama temprano y leer un libro por 30 minutos antes de cerrar los ojos y relajarte mientras te quedas dormido.

Nadar con éxito es una elección:

Todos los días se nos presentan opciones: Hacer las cosas fáciles y con bajo esfuerzo o hacer las cosas difíciles como un reto. Esto último a menudo es más mucho complicado, pero casi siempre suele ser la vía “correcta”.

Éxito De Belmonte en la Natación

Al final, eres el único que determina el resultado que puedes y vas a tener. Este concepto es muy poderoso para aquellos nadadores que logran dominarlo y el éxito es inevitable, no sólo en la piscina sino en la vida.

No importa dónde entrenes ni qué evento nades, no importa la edad que tengas, tomar muchas decisiones correctas en el día es una manera simple pero efectiva de lograr los resultados que deseas y obtenerlos rápido.

Fuente: http://www.swimmingworldmagazine.com/news/5-hard-choices-to-swim-successfully/

Anuncios